creatyum-media-nuevo-normal

El nuevo normal y la industria creativa

A día de hoy (noviembre 2020), ya es casi un término común «el nuevo normal» al referirnos a esta realidad que estamos viviendo, compaginando nuestras vidas con el COVID-19.

Empecemos por el principio. En 2019 el mundo es sorprendido por una pandemia nunca vista en esta, ni la anterior generación. Una pandemia subestimada al inicio, por lo que nadie estaba se preparó para enfrentarla. Si bien, nadie estaba listo, sí hubo algunos que estaban más preparados que otros para adaptarse a una nueva realidad; entre los que estuvieron preparados se encuentran la industria creativa, marketing y freelancers que ya trabajaban en remoto.

Sin importar que tanto estuviésemos listos, lo cierto es que a todos nos ha afectado de una u otra forma (la pandemia). El nuevo normal llegó para quedarse, por lo que, hay cosas a las que acostumbrarnos si aún no lo hemos hecho. Pensemos un poco…

Home office: el nuevo normal

Entre los cambios que han llegado por la pandemia, se encuentra el tema del home office debido a temas de distanciamiento físico; hay muchas empresas que han cerrado y muchas otras que tuvieron el privilegio de poder moverse a casa. En la industria creativa, desde siempre han existido los freelancers que ya estaban acostumbrados a hacer home office, lo cual, los tuvo preparados antes que muchos otros que no lo estuvimos.

Hablar de home office implica hablar de nuevas rutinas y nuevos hábitos de trabajo, nuevos workflows, más autodisciplina y más responsabilidad. Personalmente, al inicio de la cuarentena no tuve mayor problema con adecuarme a esto, el problema vino meses después en una pequeña crisis emocional por el encierro que afectó negativamente mi rendimiento laboral. Hoy en día se habla mucho sobre la salud mental y es realmente importante, sobre todo, para quienes pasamos más de 12 horas frente al ordenador trabajando.

Pero retomando el tema del trabajo remoto, diferentes personalidades de agencias publicitarias y networks globales, hablaron sobre cómo afecta al trabajo creativo el tema de estar fuera del espacio físico en la oficina.

En este momento en particular es importante diferenciar lo urgente de lo importante. […]

—Daro González (DGC Don Argentina)

[…] Para que el WhatsApp no se descontrole, llevarlo a la formalidad: poner órdenes para las juntadas y horarios de revisiones entre los equipos creativos y los DGCs para hablar todos juntos. […]

—Ramiro Rodríguez Gamallo (DGC Gut Argentina)

[…] Hoy tenemos muchas maneras de emular una relación presencial, pero es indudable que el acto de conversar, pensar y discutir cara a cara es algo mucho más enriquecedor que a través de una pantalla. Necesitamos la cercanía con otros. […]

—Juan Pablo Álvarez (VPC Ogilvy Colombia)

En síntesis, el teletrabajo, trabajo remoto, home office, etc. no debería en primera instancia afectarnos si somos lo suficientemente responsables y disciplinados. A la larga, trabajar desde casa supone muchos ahorros para la empresa como para uno de empleado en diferentes ámbitos. Y, aunque no sabemos aún como terminará esto, lo que es seguro es que el home office ha llegado para quedarse.

Hablemos del freelanceo

Los freelancers han existido siempre, pero hoy en día es vital para todo creativo (diseñador, ilustrador, fotógrafo, etc) hacer freelance. ¿La razón? Es muy simple, la pandemia obligó a muchas empresas a un cese de labores. El desempleo ha aumentado considerablemente y es aquí, cuando ser freelancer podría salvarnos o por lo menos, amortiguarnos la situación.

Con este tema en particular, es bueno mencionar algunas cosas a tener en cuanta si queremos ser buenos freelancers, sobre todo ahora que la competencia es mayor:

  1. Actualiza tu portafolio: preferiblemente web con dominio propio o, en su defecto, plataformas como Behance, Dribbble o Ello.
  2. Segmenta y ofrece: define bien que tipo de proyectos quieres basándote en tu experiencia y skills profesionales.
  3. Colabora: aunque quisiéramos, no podemos hacerlo todo nosotros solos, compartir un freelance con un colega que complemente lo que hacemos es sano, beneficioso para todos los involucrados y vamos generando redes de confianza para proyectos más ambiciosos en el futuro.
  4. Fórmate y aprende todo: tomar cursos en línea, aprender una nueva técnica o simplemente estar al tanto de las tendencias de diseño y comunicación puede hacer la diferencia entre tú y otro creativo aplicando al mismo proyecto.
  5. Organización y responsabilidad: lo más importante, sé organizado, responsable y no prometas fechas que sean imposibles. No tiene más explicación.
  6. Crea contenido: crear contenido relacionado con tu trabajo, donde puedas explayarte con autoridad y pertenencia sobre un tema, te ayudará a generar credibilidad y presencia en la web.

eCommerce creativo

Para empezar a cerrar este artículo, quiero mencionar una tendencia que cada día sigue en aumento y es el ecommerce creativo. Si tienes la posibilidad y conocimientos técnicos mínimos de web, puedes crearte tu propia tienda en línea con WordPress y vender ahí tu merch.

Bien dicen que la adversidad (y el ocio) son la madre de la inventiva, ¿tienes algún producto interesante y crees qué es vendible? No temas y hazlo. También es bueno aclarar que si no se mueve como te gustaría desde el inicio no hay que desanimarnos, todo empieza desde abajo.

En conclusión, el plano futuro en relación a la industria creativa lo vaticino fuertemente en el establecimiento del home office como el nuevo normal de todxs, no sólo en creatividad ni de forma temporal. Veo muchos nuevos freelancers y contratos por proyectos así como muchos nuevos emprendedores digitales.

Alejandro Mártir

Fundador y director de Creatyum. Diseñador gráfico y fotógrafo freelance. Me fascina el café, Harry Potter y Star Wars.

Todos los artículos