All for Joomla All for Webmasters
creatyum-mala-presentacion-featured
Diseño

El problema puede ser una mala presentación

Uno de los principales problemas de una marca puede estar en su presentación.

La presentación es algo fundamental para una marca, y no hablo sólo de diseño. El branding abarca desde el logo hasta la forma de redactar un correo, y entre uno de estos puntos está el problema.

Cuando se habla de presentación, se habla de algo que puede complicarse y extenderse mucho. Aunque poco a poco, localmente y en la región esto ha empezado a cambiar, las marcas pequeñas no invierten lo adecuado en una buena imagen; y aunque a veces no es posible darse “ese lujo”, este debe ser un punto importante en la estrategia a corto o mediano plazo.

No es necesario empezar a lo grande para tener una línea gráfica de nivel. Se tiene la mala creencia de que la imagen irá mejorando conforme el negocio crezca, y es parcialmente cierto.

El problema radica en que a veces el negocio sí crece, pero la imagen sigue siendo la misma. Es más común de lo que creen. Los usuarios son muy, muy visuales y confiarán en esas marcas que se vean de calidad. No importa lo genial que sea nuestro producto si nuestro branding es mediocre.

Hace unos días vimos las diferencias entre identidad e imagen de marca y hoy, veremos las diferencias en la presentación de una marca.

Aunque las gráficas de nuestra marca ayudan a vernos más profesionales, si estas no son las adecuadas, de poco sirven. Lo mismo sucede con el resto del branding. Lo malo, es que sucede con cosas que se pueden prever y aún así las hacemos.

La mala creencia de que el branding termina donde terminan las aplicaciones gráficas es un problema grave. Nuestra presentación personal, expresividad, conducción y la forma de relacionarnos en público, también son branding. Como muchas otras más.

Es algo que va más allá del diseño y de las aplicaciones gráficas.

Por lo tanto, dejaré una serie de recomendaciones prácticas que mejorarán la presentación de nuestra marca. Tanto a nivel visual como personal.

  1. Respondiendo al correo: la mala costumbre de no responder al correo electrónico o responder días después, es algo que debe terminar. No hay nada que haga más enfadar a un posible cliente que el hecho de que lo ignoren. Responder siempre y a la brevedad, mejora tu imagen como profesional y la de tu marca.
  2. Redacción: saber redactar es una disciplina que no muchos dominan, ya sea por falta de conocimiento, o en su mayoría, por dejadez. No es necesario que seamos eruditos de la RAE; pero saber redactar correctamente un saludo, un encabezado, una carta, etc. nos dará un plus en nuestra imagen profesional.
  3. Presentaciones de proyecto: cuando estamos presentando un proyecto, sí es importante que nuestra propuesta lleve toda la información pertinente pero, no significa que debamos llenarla de texto. Al final podemos por terminar aburriendo al espectador, y peor aún, si en vez de explicarlo, se lee tal cual la información.
  4. Presentación personal: primeramente, todos somos únicos y tenemos algo que nos diferencia, y está bien. La presentación personal es algo fundamental en la imagen de una marca, sobre todo, si somos los únicos detrás de ella. Por esta razón, vestir bien, ordenado y limpio sin sacrificar nuestro estilo personal, es fundamental.
  5. Transparencia: algo que afecta mucho la imagen de una marca son los rumores que giran en torno a sus dueños. Ejemplo real reciente: el mundo enloquece porque Bill Gates usa un móvil Android. No es algo negativo pero, algo tan sencillo puede generar una avalancha. Por lo tanto, debemos procurar vivir sin un pasado que pueda perseguirnos.

Recibe nuestro mejor contenido

El problema puede ser una mala presentación
To Top