All for Joomla All for Webmasters
Diseño

Cómo tener embajadores de marca

Entre embajadores de marca, brandstars y celebrities, ¿qué necesito de verdad?

La mayoría se centran en convencer al cliente sobre sus productos o servicios sin darse cuenta que tienen una cantidad de embajadores potenciales en sus planillas con el poder para eso y más.

El tema del uso de un embajador de marca, o de varios, es que se cree que este debe ser alguien famoso, y no es así. Aunque un brandstar o una celebrity tienen gran alcance, los mejores para este fin son las personas que ya laboran en la empresa.

Aunque hasta aquí todo bien, es más complejo que eso. No se trata sólo de tener un embajador, sino del diseño de la experiencia de usuario. Este punto es algo realmente importante para este fin.

Pero en sí, ¿qué tiene que ver la experiencia de usuario con nuestros empleados, los embajadores y los brandstars? Pues más de lo que se ve a simple vista. Como ha dicho Richard Brandson (famoso por su marca Virgin Group):

Entrena a la gente lo suficientemente bien como para que se puedan ir de tu empresa, trátalas lo suficientemente bien como para que se quieran quedar.

No sirve de nada que nuestra estrategia de marketing logre atraer clientes si al momento de la compra, nuestros empleados los recibirán con cara de que podrían estar haciendo algo mejor que trabajar para nosotros. La experiencia de usuario que implementemos para nuestros empleados es la que ellos aplicarán a los clientes.

Como ya mencioné, los brandstars tienen mayor alcance comercial, por lo que son ideales para ser embajadores temporales y de campaña; mientras que nuestros empleados están ahí siempre.

¿Cómo debe tratar la marca a sus empleados?

Ahora bien, en países de esta zona geográfica donde el tema de embajadores de marca no es algo tan desarrollado, ¿cómo podemos tener los nuestros? Que de por sí, es el punto central a tratar hoy.

La verdad no es algo demasiado difícil, es realmente sencillo pero con resultados increíbles para nuestro negocio. No es una receta para el éxito, ya que este depende de muchos factores más allá; pero ayudarán a estar más cerca de alcanzarlo.

¿Qué hay que hacer? Sólo cinco cosas:

  1. Hacerlos sentir bien, cómodos y únicos.
  2. Valorarlos y reconocerlos.
  3. Cuidarlos y nunca descuidarlos. (No hablo sólo de su seguridad física).
  4. Motivarlos a la auto-superación.
  5. Capacitarlos y hacerlos sentir parte de.

Cómo pueden ver, son cosas realmente sencillas pero que pueden repercutir positivamente. El branding y el marketing son partes importantes en una marca, pero no son suficientes; el mejor recurso que una empresa tiene, no es su capital, es su gente.

Un empleado seguro y agradado en su puesto de trabajo, es un incondicional embajador de marca; no porque se lo pidas como jefe, ya que le nace inconscientemente serlo.

La felicidad del empleado es recíproca, ya que el empleado trata y valora al cliente en la medida que se siente tratado y valorado él por sus empleadores. Recuerda, al final los clientes regresan a donde los han tratado bien.

Recibe nuestro mejor contenido

Cómo tener embajadores de marca
To Top